A principios de la década del 40, un grupo de floristas oriundos de La Cruz, transportaron por primera vez en tren hacia Santiago canastos con ramos de violetas. Así se inició este pujante y dinámico comercio. En el año 1982 se consolidó el gremio de floristas al formar la Comunidad de productores y comerciantes mayoristas de flores. Coproflor, M.R.. adquiriendo el terreno en el cual hoy funciona esta moderna institución, formada por 59 locales comerciales dedicados a la importación, compra y venta al por mayor y menor, de flores nacionales e importadas para ser distribuidas en cementerios, supermercados,florerías de la región metropolitana. Como así también a otras regiones del país. En las vitrinas de las diversas bodegas, se pueden encontrar hermosos arreglos y todos los sucedáneos para confeccionarlos. Hay locales especializados en la preparación de eventos y su decoración floral; bodas cumpleaños, arreglos de iglesia, defunciones. Otros comercializan una gran variedad de follajes, arreglos y flores en seco. Nuestros compradores a menudo expresan que si “aquello que buscan no está en el terminal de flores, es porque no existe”

Las cómodas instalaciones del termina de flores: Casino, kiosco, baños públicos así como un amplio estacionamiento, transformarán su visita en un agradable paseo. Se cuenta con empresa de guardias privados para su seguridad, servicio de fleteros y una administración con una dinámica gerencia, dispuestos a escuchar las sugerencias para mejorar el servicio y la atención de los compradores.