Quienes Somos

A principios de la década del 40, un grupo de floristas oriundos de La Cruz, transportaron por primera vez en tren hacia Santiago canastos con ramos de violetas. Así se inició este pujante y dinámico comercio

Muy cerca de la época de los 60, cuando la revolución de las flores gatillaba una serie de acontecimientos con cambios históricos e ideológicos a nivel mundial, en nuestro país también se gestaba un precedente, claro que “a la chilena”. Estas transformaciones también alcanzarían el ámbito económico, de esta forma, en la rivera del río Mapocho, concretamente en la zona de los Bodegones, se estaba tejiendo una singular historia, que sentaría las bases de lo que posteriormente, sería el Terminal de Flores más grande que existe en Chile.

Crece la necesidad de poseer un lugar determinado para la venta de flores. La palabra organización fue clave en este evento. Se consigue primero como Comodato un terreno que se ubicaba entre Manuel Rodríguez y Bulnes, allá por los años 80. No fue la solución definitiva, pues, al corto tiempo, todos fueron expulsados del lugar.

En el año 1982 se logra consolidar el gremio de floristas, al formar la Comunidad de productores y comerciantes mayoristas de flores. Coproflor, M.R.., se aúnan esfuerzos y logran adquirir los terrenos en Panamericana Norte 1651, conocida también como Avenida Presidente Eduardo Frei Montalva, donde se ubican en forma permanente.

Los 59 locales que conforman Coproflor,  están dedicados a la importación, compra y venta al por mayor y menor, de flores nacionales e importadas para ser distribuidas en cementerios, supermercados, florerías de la región metropolitana. Como así también a otras regiones del país. En las vitrinas de las diversas bodegas, se pueden encontrar hermosos arreglos y todos los sucedáneos para confeccionarlos. Hay locales especializados en la preparación de eventos y su decoración floral; bodas cumpleaños, arreglos de iglesia, defunciones. Otros comercializan una gran variedad de follajes, arreglos y flores en seco.

 

La mayoría de los puestos son atendidos por segunda y tercera generación de las familias, de sus fundadores. Ellos aportan cambios radicales, en cuanto a la innovación de ideas y modernismo.

La generación de relevo unida a las viejas experiencias, logra consolidar a Coproflor como el más grande y moderno abastecedor de flores del país.

Nuestros compradores a menudo expresan que “si aquello que buscan no está en el terminal de flores, es porque no existe”.